lunes, 1 de diciembre de 2014

¡QUÉ BONITO!


¡Qué bonito es ver cómo comienzan a relacionarse!, no hace falta hablar para comunicarse, se miran, se sonríen, se dan la mano... Después de los lloros del periodo de adaptación, comienzan sus recompensas.

2 comentarios:

Marta Máster dijo...

Hola. una imagen vale más que mil palabras... se nota que ya se conocen todas muy bien y tienen confianza. Parte del éxito es vuestro, de las profesoras, que os volcais para que los peques se sientan como en casa. Seguimos en contacto

Ana Martinez dijo...

Es que una imagen vale más que mil palabras, Raquel. Un beso.