jueves, 16 de febrero de 2017

LIBERAMOS AL JEFE DE LA TRIBU

Lo que Irene y Matteo estaban viendo era al jefe de la tribu Cocoloco atado a una columna.  Nos acercamos a él , siguiendo las huellas. Nos dijo que algunos indios de la tribu de los Pies Negros le habían atado y se habían llevado el cofre con la pipa de la paz. Debíamos intentar encontrarlos. Pero antes, pidió al indio León Fuerte (Antonio) que lo soltara.


Cuando lo liberó, seguimos las huellas negras y nos llevaron hasta la biblioteca. 

 

Esperábamos encontrar a la tribu de los Pies Negros, pero no fue así. Como sabíamos que habían estado allÍ por sus huellas, buscamos por todos los lados el cofre con la pipa de la paz y  el indio Araña Saltarina (Abelardo) lo encontró en una balda.


El jefe de la tribu sacó la pipa de la paz, pero no quería fumarla, quería luchar con los Pies Negros. La india Estrella Brillante (Raquel-profe)  le dijo:

"- Si tu luchar dejar de ser jefe. A indios de tribu Cocoloco no gustar luchar , gustar paz, gustar abrazar."

El jefe de la tribu insistía e insistía. En ese momento, Luno, el duende de la biblioteca, nos llamó desde la alfombra. Nos sentamos y nos dijo que luchar no estaba bien y que a los indios de la tribu de los Pies Negros no les gustaba luchar, que sí les gustaba usar el arco y las flechas, pero no para matar ni cazar.

En ese momento, el jefe de la tribu no entendía nada y Luno le dijo que abriera el cofre. Allí encontramos la respuesta. Estaba lleno de flechas para amar, unas flechas que no hacían daño y que tenían forma de corazón. Lobo Valiente (Arturo) nos dijo que era el día de san Valentín y que, por eso, nos habían dejado ese regalo.

El jefe de la tribu dejó que Estrella Brillante, que fue quien no le dejó luchar, se convirtiera en nuevo jefe de la tribu Cocoloco y nos dijo que él se marchaba a vivir otras aventuras y a enseñar a otros indios la importancia del amar y no luchar.